Presentamos la campaña “Trabajamos por una sociedad mejor”

Por Gizatea

el 28-12-2016

27 de diciembre de 2016. En la búsqueda de una sociedad cada vez más justa y solidaria, Gizatea, Asociación de Empresas de Inserción del País Vasco, lanza la campaña “Trabajamos por una sociedad mejor”, iniciativa en la que colabora y financia Lanbide-Servicio Vasco de Empleo del Gobierno Vasco, con el objetivo de fomentar el acceso al empleo normalizado de personas desempleadas en situación de desventaja social o exclusión, a través de la colaboración entre empresas de inserción y administración pública.

Esta campaña informativa está dirigida específicamente a instituciones públicas de Euskadi, y consta de un folleto informativo que recoge los servicios que se pueden contratar y varios vídeos protagonizados por personas que actualmente trabajan gracias a las empresas de inserción. Además, con el objetivo de animar a las administraciones públicas a impulsar estas empresas a través de los contratos públicos, Gizatea ha creado un sello que reconocerá a las entidades públicas y privadas comprometidas con la inclusión.

La actual legislación de contratos ha reconocido de manera expresa e inequívoca la posibilidad de utilizar la contratación pública para la consecución de objetivos sociales. La Ley 31/2015 aprobada el pasado septiembre, obliga a las Administraciones Públicas a fijar porcentajes mínimos de reserva del derecho a participar en los procedimientos de adjudicación de determinados contratos o de determinados lotes de los mismos a Empresas de Inserción y otros programas de empleo protegido.

Actualmente, las empresas de inserción ofrecen productos y servicios en el mercado a una cartera de clientes que se compone en un 81% de clientes privados (empresas, organizaciones privadas y particulares) mientras que sólo el 19% son entidades del sector público. Con esta campaña informativa las empresas de inserción buscan aumentar la colaboración con el sector público para hacer de la contratación pública una verdadera herramienta política que desarrolle todo su potencial impacto en la generación de empleo para los colectivos más desfavorecidos de nuestra sociedad.

De hecho, la contratación pública desempeña un papel de suma importancia en la economía, dedicando al efecto el conjunto de administraciones públicas en torno al 18% del PIB, por lo que cada vez que un ente público adjudica un contrato está produciendo un considerable impacto en el mercado y el entorno.

Empresas de Inserción, acompañamiento y acceso al mercado laboral

Las empresas de inserción se definen, según su regulación, como es­tructuras productivas de bienes o servicios que tienen como fin la incorporación al mercado laboral de personas desempleadas en situación o riesgo de exclusión social, a través de su acompañamiento personal y mediante un proceso contempla el desarrollo de habilidades sociales, laborales, forma­ción básica, cualificación laboral, etc. de modo que mejore su empleabilidad. Están promovidas por entidades sociales especialidad en inserción socio-laboral y, aún contando con figura empresarial, son de carácter no lucrativo, dado que deben reinvertir los posibles beneficios en la mejora de su propia actividad.

En definitiva, la característica que hace que estas empresas sean diferentes a las demás es que posibilitan el acceso al empleo normalizado de colectivos con especiales dificultades, tras un periodo de acompañamiento y a través del desempeño de un puesto de trabajo. Es ese su valor añadido, además de ofrecer servicios de calidad con los recursos humanos y técnicos necesarios.

Las 45 empresas de inserción actualmente asociadas a Gizatea dan empleo a más der 1.100 personas, de las que cerca de 650 personas tienen especiales dificultades de acceso a un empleo. Personas que tras un período de entre 6 meses y 3 años en el que se realiza un acompañamiento para el desarrollo de capacidades y adquisición de competencias profesionales, en más de un 50% de los casos acceden a un puesto de trabajo normalizado.

La restauración y catering; recogida y comercio de 2ª mano; limpieza; ayuda a domicilio; servicios industriales auxiliares; papelería, imprenta y artes gráficas; construcción y reformas, y alimentos y productos ecológicos son los sectores de actividad en donde mayoritariamente operan las empresas de inserción. Aún así, otras productos y servicios completan su oferta: actividades de ocio y tiempo libre; alquiler de vehículos; comercio de artesanías; distribución de alimentos; jardinería; lavandería; mantenimiento y servicios auxiliares; mecánica; mensajería, transporte y paquetería; portes y mudanzas; textil, confección y costura; trabajos con madera y trabajos forestales y/o agrícolas.

Empresas, por lo tanto, que generan actividad y riqueza económica en nuestra comunidad, haciéndolo desde un compromiso con las personas y con el entorno y fomentando en nuestra sociedad la contratación y compra de servicios y bienes con criterios éticos, responsables y solidarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *